Embajada en REPÚBLICA DE COSTA RICA

Invertir en la Argentina

La República Argentina ofrece al empresario una combinación de factores que hace atractiva cualquier inversión.

Un contexto económico favorable, con un crecimiento anual cercano al 9%; la riqueza y abundancia de sus recursos naturales; economía competitiva en relación calidad/ costos, en todos sus aspectos –recursos humanos, energéticos, comunicaciones y transportes, entre otros-; recursos humanos altamente calificados; industria diversificada y moderna; gran desarrollo de la infraestructura y un esquema de incentivos altamente competitivos.

A los inversores extranjeros, se les dispensa trato nacional, no existiendo necesidad de aprobación previa o registro de la inversión; acceso a todos los sectores económicos; acceso a los programas locales de incentivo y posibilidad de transferencia de ganancias y repatriación de capital.

Si Ud. desea mayor información puede hacer click aquí.

b) Normas Reguladoras del Comercio Exterior argentino

1) Normativa aplicable a las importaciones (haga clic aquí)

2) Normativa de Promoción de Exportaciones (haga clic aquí)

3) Competencia desleal (haga clic aquí)

4) Area de origen (haga clic aquí)

5) Normas sanitarias y fitosanitarias (haga click aquí)

c) Esquema impositivo Argentino

Impuesto al Valor Agregado (IVA)

- Tasa General: 21%.
- Tasa Incrementada: 27%. Aplicable en determinadas situaciones a servicios públicos.
- Tasa reducida: 10,50%. Entre otros: ventas y prestaciones de determinados productos primarios; servicios de asistencia sanitaria, médica y paramédica; transporte de pasajeros de recorridos mayores a 100 kilómetros.

Otros Impuestos

1. Impuesto a las Ganancias

a) Empresas

Todas las ganancias, incluyendo las de capital son gravadas por este impuesto.

Las empresas residentes en Argentina tributan sobre su renta mundial, pudiendo computar como pago a cuenta de este impuesto las sumas efectivamente abonadas por gravámenes análogos sobre sus actividades en el extranjero hasta el límite del incremento de la obligación fiscal originado por la incorporación de la ganancia obtenida en el exterior. La tasa aplicable al ingreso imponible es de 35%.

Una empresa no residente sin una sucursal u otro establecimiento permanente en la Argentina es sujeto impositivo solo sobre ingresos y ganancias de capital que tengan fuente en Argentina. El impuesto se aplica como una retención practicada por el agente pagador en Argentina a distintas tasas efectivas dependiendo del tipo de ingreso. Estas tasas resultan de aplicar el 35% a la ganancia presunta establecida en la Ley de Impuesto a las Ganancias.

b) Individuos

Los individuos residentes en la Argentina están sujetos al impuesto a las ganancias a tasas progresivas sobre su ingreso mundial. Las tasas varían entre el 9% y el 35% dependiendo del nivel de ingreso.

Los individuos no residentes tributan solo sobre sus ingresos de fuente argentina. El impuesto se aplica como una retención practicada por el agente pagador en Argentina a distintas tasas efectivas dependiendo del tipo de ingreso.

2. Impuesto a los Activos (Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta)

Una tasa de 1% grava los activos mundiales de las empresas argentinas. El pago de este impuesto y el del impuesto a las ganancias pueden compensarse mutuamente.

El plazo para tomar el pago del impuesto a la renta presunta a cuenta de Ganancias ha sido extendido de 4 a 10 años.

3. Impuesto sobre los bienes personales

Las personas físicas residentes en el país están obligadas a pagar anualmente por este impuesto una suma equivalente al 0,5 % de sus bienes personales (ubicados en el país y en el exterior) cuyo valor se ubique entre los $ 102.300 -US$ 33.541- y $ 200.000 -US$ 65.574-. Por encima de esta suma la tasa de este impuesto asciende al 0,75%. Queda desgravada del Impuesto a los bienes personales la tenencia de acciones de empresas radicadas en Argentina y que se mantengan en cartera un año.

Los sujetos no residentes tributan sobre sus bienes ubicados en el país.